Basollua, Cursos de cocina, Cocina Italiana, Pasta fruti di mare

Pasta fruti di mare

Pasta fruti di mare

Ingredientes

  • 300 gramos de pasta tipo Penne (macarrones, tiburones, canutos, conchas...)
  • 50 gramos de mejillones limpios, sin concha (200 gramos con concha)
  • 50 gramos de almejas frescas limpias, sin concha (250 gramos con concha)
  • 50 gramos de anillas de calamar
  • 150 gramos de gambitas pequeñas
  • 6 langostinos cocidos
  • 2 dientes de ajo
  • 1/8 de cucharadita de guindilla de cayena en polvo
  • 1 pizca de pimienta blanca en polvo
  • 250 cc de nata espesa (1 bote pequeño)
  • 1 lamina de queso suave (havarti, mozzarela o similar)
  • Aceite de oliva
  • 1 pizca Perejil seco

Instrucciones

  1. Primero se cuece la pasta, a gusto del consumidor, aproximadamente 8 minutos para que quede al dente en agua con sal y 1/2 pastilla de caldo de pescado. Se escurre y se le añade una nuez de mantequilla caliente a la pasta, para que no se pegue. No es recomendable hacer la pasta demasiado porque, como se vuelve a meter en la cazuela, se corre el riesgo de deshacerla.
  2. En una cazuela alta, sobre un fondo de aceite de oliva caliente, se rehogan hasta que se doren los dos dientes de ajo picaditos con la guindilla finamente picada. Alternativamente a la guindilla, se puede utilizar 3/4 de aceite de oliva y 1/4 de aceite de oliva macerado con guindilla (producto italiano que se encuentra en tiendas de delicatessen).
  3. Una vez dorado el conjunto ajo-guindilla, se añaden las anillas de calamar previamente picadas, que se dejan en la cazuela a fuego medio-alto unos dos minutos para que se comiencen a dorar y pierdan el jugo. Se agregan a continuación los mejillones y las almejas previamente limpios (solo los cuerpos) bajando el fuego a nivel medio-bajo.
  4. Si hemos comprado las almejas y los mejillones con concha y los hemos abierto antes, se pueden añadir aquí unos 100 cc (medio vasito) del caldo formado al abrirse, teniendo la precaución de colarlo con un colador fino. Se añade la pasta removiendo con energía para que adquiera el sabor del marisco de forma homogénea, se agregan a continuación las gambas peladas y los langostinos pelados y picados en dos o tres trozos. Se añaden los 250 cc de nata y el queso partido en migas y se remueve.
  5. Si al probar la pasta resulta sosa, se ajusta con una pizca (no más) de sal. Si la mezcla está un poco seca, se le puede añadir leche o caldo de pescado. Justo antes de servir, se le añade la pimienta blanca y una pizca de perejil por encima. Se vuelve a tapar la cazuela y se sirve.
  6. Es un plato muy gustoso y de muy buena presentación. Se puede acompañar de un vino blanco semi-dulce (un Sauternne, un Juraçon o un Navarro (125 de Chivite).

Deja un comentario